Salsa de tomate sin aceite

El tomate frito es una receta básica que usamos en muchos platos y que también podemos adaptar a una dieta libre de grasas, solo que en lugar de frito será más bien estofado. La zanahoria ayuda a contrarrestar la acidez del tomate, algo que en la receta tradicional conseguimos añadiendo azúcar.

Ingredientes

Una lata de 800 gramos de tomate triturado

Media cebolla (o una cebolla pequeña)

Un diente de ajo

Un pimiento verde

Dos zanahorias grandes

Un cubito de caldo

Medio vaso de agua

Opcional: una rama de apio, un puerro.

Las especias que nos apetezca: pimienta, perejil, albahaca…

Preparación

Lavamos y troceamos pequeñas las verduras (yo lo hago en la thermomix). Las ponemos en una olla con el tomate triturado, el agua, el cubito de caldo (podemos sustituirlo por un poco de sal si queremos) y las especias y dejamos que se vaya cociendo a fuego lento, removiendo de vez en cuando para que no se pegue, durante una media hora, un poco más si nos gusta más espesa la salsa. Yo hago la salsa en la thermomix, media hora a temperatura 100 y velocidad 1.

Como alternativa ultrarrápida podemos aprovechar un poco de sofrito sin aceite que ya tengamos hecho (por ejemplo, congelado) y ponerlo a cocer con el tomate.


Anuncios

Publicado el 23/02/2011 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 5 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: